Clínica de la Rodilla en Guadalajara – Dra. Karen Cornejo Huerta

Dra. Karen Cornejo, algóloga anestesióloga certificada por distintas asociaciones nacionales de renombre, con más de 100 pacientes atendidos y sobre todo, con una gran disposición de ayudarte en la clínica de la Rodilla que es un centro médico especializado en el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de lesiones y afecciones que afectan la rodilla.


Basado en las opiniones positivas de los pacientes

  • Doctoralia
  • Google
  • Facebook

Testimonios

Dra. Karen Cornejo – Clínica de la Rodilla en Guadalajara

Totalmente comprometida con la vocación de mi profesión, a lo largo de más de 4 años de experiencia en el ámbito de la anestesia he podido atender a más de 100 pacientes, a los cuales, exitosamente les he realizado más de 60 procedimientos que aliviaron su dolor. Convencida de que para esta especialidad se requieren más que conocimientos, te comparto a continuación más sobre mi experiencia profesional. Estoy a tus órdenes.

Ubicación – Clínica de la Rodilla en Guadalajara

San Juan de los Lagos #35-C 44110, Colonia Vallarta Poniente, Guadalajara, Jal. (A dos cuadras de ‘La Minerva’)

Clínica de la Rodilla en Guadalajara

Una clínica de la rodilla es un centro médico especializado en el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de lesiones y afecciones que afectan la rodilla. Estas clínicas están dirigidas por profesionales de la salud, como ortopedistas, traumatólogos, fisioterapeutas y especialistas en medicina deportiva, que tienen experiencia en el manejo de problemas específicos relacionados con la rodilla.

Servicios ofrecidos por una clínica de la rodilla:

  1. Diagnóstico preciso:
    • Evaluación clínica: Examen físico detallado para evaluar la función y la movilidad de la rodilla.
    • Pruebas de diagnóstico por imagen: Radiografías, resonancias magnéticas (RM), ecografías y tomografías computarizadas (TC) para visualizar las estructuras internas de la rodilla y detectar lesiones o anomalías.
  2. Tratamientos personalizados:
    • Terapias conservadoras: Incluyen reposo, fisioterapia, terapia ocupacional, medicamentos antiinflamatorios y terapia con hielo o calor.
    • Infiltraciones: Inyecciones de corticosteroides, ácido hialurónico u otras sustancias para aliviar el dolor y la inflamación.
    • Cirugía ortopédica: Intervenciones quirúrgicas como reparación de ligamentos, reconstrucción de cartílago, artroscopia, reemplazo total de rodilla, entre otros procedimientos.
  3. Rehabilitación y fisioterapia:
    • Programas de ejercicios terapéuticos para fortalecer los músculos alrededor de la rodilla, mejorar la estabilidad y restaurar la funcionalidad.
    • Técnicas de terapia manual, estiramientos y movilizaciones articulares para mejorar la flexibilidad y reducir la rigidez.
    • Entrenamiento de la marcha y uso de dispositivos de asistencia, como ortesis o bastones, si es necesario.
  4. Prevención y educación:
    • Asesoramiento sobre técnicas de prevención de lesiones, incluyendo ejercicios de calentamiento, uso adecuado del calzado deportivo y técnicas de entrenamiento apropiadas.
    • Educación sobre el manejo del dolor, la importancia del descanso y la actividad física adecuada para mantener la salud de la rodilla a largo plazo.

Condiciones tratadas en una clínica de la rodilla:

  1. Lesiones traumáticas:
    • Esguinces y distensiones de ligamentos.
    • Roturas de menisco.
    • Fracturas de huesos de la rodilla, como la rótula o el fémur.
  2. Condiciones degenerativas:
    • Artrosis o osteoartritis.
    • Desgaste del cartílago articular.
    • Bursitis.
  3. Problemas de alineación:
    • Piernas arqueadas (genu varo) o piernas en forma de O.
    • Piernas en X (genu valgo) o rodillas juntas.
  4. Lesiones deportivas:
    • Lesiones por sobreuso, como el síndrome de la cintilla iliotibial o la tendinitis rotuliana.
    • Lesiones de ligamentos, como el ligamento cruzado anterior (LCA) o el ligamento colateral medial (LCM).

Cuándo acudir a una clínica de la rodilla:

Se recomienda visitar una clínica de la rodilla si experimentas:

  • Dolor persistente en la rodilla.
  • Inflamación o hinchazón alrededor de la articulación.
  • Rigidez o dificultad para mover la rodilla.
  • Sensación de inestabilidad o bloqueo articular.
  • Lesiones traumáticas, como caídas o golpes en la rodilla.
  • Dificultad para caminar o realizar actividades cotidianas debido al dolor o la limitación de la movilidad.

Un equipo especializado en el cuidado de la rodilla puede proporcionar un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento efectivo para ayudarte a recuperarte y mejorar tu calidad de vida.

Clínica de la Rodilla en Guadalajara – Agenda una cita hoy mismo

Estoy a tus órdenes, con gusto responderé tus dudas.